1.246 vistas

Periodismo y sociedad

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Historias que se cuentan y encuentran

Por Rosa María Méndez Fierros

Contar historias de la gente y sus circunstancias, es lo que me mueve en este espacio
Aquí van una de esas…
El domingo 18 de marzo, día de la Expropiación Petrolera, pasé por el bulevar Benito Juárez y vi una gran participación de la población cachanilla en la Feria Internacional del Libro en donde había teatro, canto, música de todo tipo y por supuesto libros, de todos autores y precios.
Una gran oportunidad para conocer nuevos horizontes del conocimiento, en época en donde la creatividad y las ideas son denostadas por la inmediatez, simplicidad, likes, virilización del mensaje hueco que premia lo instantáneo.
Ahí estaba el reto y una gran cantidad de mexicalenses le apostaba, por algunos días, a esa forma diferente de ver la realidad.
Ese mismo día, andaba por el bulevar Lázaro Cárdenas y cubrí la nota de la manifestación en contra de los gasolinazos y el posible aumento al transporte público.
Poca o mucha gente, depende de cómo se quiera ver nuestra historia inmediata. Esa que nos pregunta si hemos educado a nuestros hijos en la atmósfera del conocimiento perenne o el inmediato, de los juegos electrónicos, la competencia desleal, los atajos sociales, el dinero fácil o los estudios, la solidaridad, la ayuda y compromiso. Sí, porque luego nos preguntamos, por qué no hay más gente participando en estos eventos y manifestaciones, pero no vemos el espejo retrovisor que nos indique que no nos hemos preparado para hacer tales cosas en este país.
El mismo domingo, iba pasando por el bulevar Venustiano Carranza y vi que un grupo de hombres estaba jugando futbol en una cancha polvorienta, cercana al fraccionamiento Villa Colonial, en donde las divisiones del campo apenas son percibidas por la imaginación propia de un jugador llanero que quiere anotar o impedir un gol.
Platiqué con ellos, quienes aún portaban los uniformes de sus clubes.
Dijeron que no hay apoyo, que ellos limpian las canchas, que colocan las divisiones con llantas, que juegan por placer, entre basura y vidrios rotos.
Todos estos actos y paisajes forman parte de la síntesis de quien gusta hacer cosas y participar en actos, para evadir o enfrentar por momentos la fría realidad de un posible aumento al transporte, de los gasolinazos, corrupción, impunidad y de los discursos políticos de candidatos que prometen todo y cumplen poco o nada.
Con diferentes armonías este crisol llamado Mexicali se pone a prueba diariamente, hace que sus grupos poblacionales y sociales salgan adelante en sus gustos y sueños. El denominador común es que es una sociedad que buscar vencer a sus demonios y limitaciones como quieren, sin libritos que les indiquen cómo deben comportarse.
Ese domingo 18 estaban estos tres grupos de mexicalenses. Todos estaban en diferentes y lejanos escenarios: uno acudía a la FIL de la UABC, otro se manifestaba en el Lázaro Cárdenas y uno más jugaba fut llanero en un polvoriento campo.
Eso somos los cachanillas, en diferentes escenarios buscamos una buena forma de salir adelante, de cautivar la vida cotidiana.
Así, victoriosos llegamos a nuestros primeros 115 años de vida.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Share.

Leave A Reply