1.289 vistas

Carta de un ciudadano que reflexiona acerca de los matrimonios igualitarios

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Soy Lomed, nunca he tenido una voz pública, pero sé que hay personas como yo que no están cómodas con lo que actualmente pasa en BC.
Sé que soy una de muchos, que quizá ignoren, sé que habrá más como yo que no tienen poder en sus manos para hacerse escuchar pero me siento cansada de no hacer nada al respecto y es por eso que ahora, al levantarme hubo algo que me alentó a hacer éste escrito:
Antes que nada debo aclarar un punto que creo que a muchos mexicanos se les ha olvidado o quizá ignoran a su conveniencia:
«Benito Juárez emitió la Ley Juárez, la cual limitaba el poder e influencia del clero en asuntos civiles. Promulgada el 23 de noviembre 1855, esta ley suprimió el fuero eclesiástico y el militar en materia civil”.
No soy una persona que viva en redes sociales, porque siempre hay algo que de cierta manera es desagradable, pero, escuchar al Obispo José Isidro Guerrero decir y citaré textual «… la ética profesional define éste derecho de todas las leyes que tienen que darse a conocer al pueblo con todas las consecuencias mediatas de trascendencia, por eso apelando a éste principio, yo quiero decirles, ¡qué feliz nos ha hecho éste artículo 7 (dudando de su conocimiento y haciendo muecas de ayúdenme continúa) párrafo 2 que realmente nos ha hecho felices y realmente nos ha unido!, y que hemos recibido tantos valores de nuestros padres, siempre he dicho, me quedo con el encanto amoroso de mi madre que me enseñó a amar, me quedo con la fortaleza de papá que me enseñó a triunfar, estas verdades absolutas que las cambien una persona, o un grupo de personas no se admite por ningún motivo…».
Al señor obispo, debo decirle que antes de hacer un comunicado a las redes debe mantenerse en raya y hablar bien si es que «podeis», y no comprendo como es que el anhelo de otras personas sea su felicidad, si el sufrimiento de otras sea algo que a todos esos «profamilia» les de alegría.
Creo que usted es algo retrogrado, así que «normales», que son un desastre, que pasan de gritos a amenazas, a golpes, insultos, y sí, mis vecinos son así, ninguna muestra de afecto y posiblemente golpea a su pareja, ¿por qué?, no lo sé, y conozco parejas que son igualitarias que son más amorosas y comprensibles y con más valores que mis vecinos, que probablemente vengan de otro matrimonio «normal».
Lamento ser clasista pero conociendo mis alrededores, así es.
No daré testimonio de ajenos, sino, del mío, tengo 26 años, y vengo de una pequeña familia que me ha dado los valores que usted menciona, mi madre me enseñó amar incondicionalmente, amar a distancia, aún con errores y a las personas que te hagan daño amarlas aún más; mi padre me enseño a ser fuerte, pero también que es necesario llorar, a lograr las metas que te propongas, y a no depender de nadie. Tengo estudios universitarios, así que mi papá y mi mamá me dieron todo, a pesar de ser ella empleada de limpieza de una empresa y él carpintero, vengo de una familia humilde, soy la mayor de tres hermanos que, ¡vaya! estoy totalmente orgullosa de ellos.
Nos criaron en un entorno de comprensión y amor, y sabe una cosa, soy gay, lesbiana, pero antes que nada creo en el amor, en ser como eres, en la libertad de amar tal cual el corazón mande, hay cosas que no puedes evitar.
¿Por qué detener a dos personas que se aman a un matrimonio legal?, ni siquiera es por la iglesia, ustedes no hacen nada mas que pedir dinero por casarlos, por bautizar, por confirmar, ¿en realidad eso ayuda en algo a la sociedad?
En realidad estoy cansada de solo ver la ineptitud de los diputados, al hacerle caso a estas personas que no son más gente que detiene el progreso en la ciudad, que no dudo que sean los mismos que comparten noticias falsas en las redes sociales, o peor aún, que en verdad crean que los láser matan neuronas, (perdón por seguir siendo clasista), aprendan a separar la iglesia de la política, pongan en práctica lo que hicieron nuestros antepasados para progresar, no para detenernos y aprendan de los errores.
Pero si algo me ha enseñado la iglesia y no solo la católica, es eso, que te criticarán por todo, por llevar falda o pantalón, por tener las uñas pintadas o no, por cómo te peinas o no, porque te gusta el chocolate y al padre no, porque no les haces caso porque ellos quieren que seas de una forma y no puedes porque no eres esclavo de nadie o no, por todo criticarán.
No me alegro del sufrimiento de nadie, yo no es que me quiera casar, pero sé que afuera si las hay, que quizá su pareja necesita seguro y piensan que casarse podía apoyar para tener las dos eso y no se puede tampoco, que tenga una un hijo y la otra no y quizá el hijo ocupe apoyo y no pueda dárselo porque no esta dentro del margen de la ley y de la iglesia, ¿y qué hace la iglesia cuando una pareja heterosexual necesita ayuda con un hijo enfermo? ¿acaso va y les dona todo lo que se reunió en las misas del diezmo? ¿va con tu esposa y les da apoyo mientras tú hombre de familia estas desempleado?, seamos honestos, claro que no, la iglesia es espiritual, y nada más.
Lamento que se expandiera demasiado el escrito pero una cosa me lleva a la otra, mas que nada, espero que los haga pensar un poco y si se puede que mi voz sea escuchada.

​Atte. Ojos de una habitación
Lomed
29 de Julio de 2020
​Mexicali, BC

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Share.

Leave A Reply